Cómo cuidar las puertas de madera

Las puertas de madera son una excelente opción para todo tipo de entornos internos y pueden mejorar drásticamente la estética de las habitaciones. Puede elegir entre una amplia gama de maderas, cada una con sus propios colores y vetas, lo que significa que puede seleccionar la adecuada para cada espacio. Ya sea que opte por madera clara u oscura, madera dura o blanda, los beneficios para su propiedad son fáciles de ver.

Las puertas de madera deben cuidarse si desea que mantengan su belleza natural. Esto significa monitorear el estado de la madera y asegurarse de tratarla periódicamente para mantenerla fresca y protegida de la humedad, el polvo y otros contaminantes. Afortunadamente, existe una amplia gama de productos diferentes, por lo que puede hacer precisamente eso, incluidos varios tipos de aceite y cera.

Antes de terminar las puertas de madera, debe preparar la superficie para que acepte el nuevo revestimiento. Para empezar, es una buena idea lavar la puerta con agua o una solución débil de detergente suave. Esto ayudará a sacar la suciedad de manera más efectiva que lijar solo. Recuerde no usar demasiada agua y deje que la puerta se seque correctamente antes de continuar con el lijado.

Cuando llega el momento de lijar, debe utilizar un grado fino adecuado para la madera en particular en la que está trabajando. El lijado eliminará la pintura y el barniz viejos, así como la grasa y el polvo. Esta preparación también ayuda a la madera a absorber el nuevo revestimiento para que luzca mejor una vez terminado. Recuerde limpiar la puerta después de lijar para eliminar el polvo que aún pueda haber en la superficie. Preparar la puerta es muy importante y dañará el acabado si no lo haces correctamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Català English Español